Jesús Mendez Maderas, primera empresa en el Polígono de La Lloreda.

Fuente: http://www.elcomercio.es/v/20110720/gijon/maderera-primera-empresa-poligono-20110720.html

Fecha: 30-08-2018

 
 
La empresa Jesús Méndez Maderas ha sido la primera en instalarse en el polígono de Lloreda y, aunque aún mantiene parte de su actividad en su antiguo emplazamiento, en San Andrés de los Tacones, ya lleva varios días trabajando en su nueva ubicación. Uno de los propietarios de la firma es Jesús Méndez, quien explicó a EL COMERCIO que aún les queda por terminar el traslado de las oficinas.
«Antes teníamos 30.000 metros cuadrados de terreno y una nave de 1.500. Ahora, en el polígono, tenemos menos terreno, porque el dinero que nos dieron en la ZALIA no alcanzó para más», explica Méndez. La empresa dispone ahora de una parcela de 10.000 metros cuadrados y una nave industrial de 3.500.
La maderera ha tenido, incluso, que recurrir a un crédito para poder trasladarse, pero el objetivo de los propietarios era «mantener la actividad de la empresa y los 14 puestos de trabajo».
Jesús Méndez asegura que «la empresa estaba bien donde estaba. No teníamos ninguna necesidad de cambiar de sitio. Intentamos negociar con los responsables de la ZALIA para quedarnos y nos dijeron que no. Incluso, propusimos cambiar de lugar dentro de la propia ZALIA, y tampoco. Hemos tenido que luchar bastante para poder seguir manteniendo la actividad, ya que había bastante dinero entre lo que nos costaba el traslado y lo que nos daba la ZALIA. Por eso, la diferencia la tuvimos que pedir a un banco».
La firma comenzó su actividad en 1998, en Roces, pero ya en 2000 pasó a San Andrés de los Tacones. En trece años, este es el tercer traslado al que tiene que hacer frente. Su parcela en el nuevo polígono está situada en la parte más cercana al polígono de Somonte, en la carretera de Serín. Se convierte así en la primera empresa que se establece en el polígono industrial más grande de Gijón -a la espera de la puesta en marcha de la ZALIA-, pero otras dos firmas ya han comenzado los trabajos para realizar el traslado. En la actualidad, ya disponen de licencia y están preparando el terreno para iniciar la construcción de las naves industriales.
Un tercio de las 123 parcelas con que cuenta Lloreda están vendidas, especialmente a pequeñas y medianas empresas, y el recinto está prácticamente terminado. En realidad, el Ayuntamiento de Gijón aún no ha recibido la obra de manos de Sogepsa porque se están culminando los últimos flecos del polígono, concretamente el soterramiento de una línea de alta tensión que todavía no ha permitido abrir al tráfico la totalidad de los viales del equipamiento.
Grandes industrias
El área empresarial de Lloreda, que contará con conexiones a los nuevos accesos al puerto de El Musel y a la vía de alta capacidad de la ZALIA, dispone de 123 parcelas, de las que 110 son para pequeñas y medianas industrias, con emplazamientos comprendidos entre 400 y 10.000 metros cuadrados, y otras 13 para grandes industrias, con más de 10.000 metros cuadrados de terreno. Todas ellas cuentan con abastecimiento de agua, red de saneamiento unitaria, suministro eléctrico, red de telecomunicaciones, red de gas de alta y baja presión, y amplias zonas de aparcamiento.
La actuación, que ocupa una superficie total de 985.000 metros cuadrados -de los que 500.000 son comercializados-, ha sido realizada por la unión temporal de empresas (UTE) FCC-Alvargonzález Contratas y una de sus características es que para ubicarse en una de las parcelas es que tendrán preferencia aquellas empresas de nueva creación, las que representen una nueva línea de negocio y las que sean un traslado con ampliación. Además, la Administración pública también prima que la actividad industrial a ubicarse en Lloreda sea innovadora.
La inversión de Sogepsa en esta actuación es de 66,2 millones de euros, aunque la obra en sí sólo supone 20. El resto del dinero se ha destinado a trámites, expropiaciones y proyectos, entre otros gastos que ha tenido que afrontar la empresa pública. 

Imágenes